Argentina tiene una larga tradición en las ciencias biológicas. Desde 1945, tres científicos argentinos han sido galardonados con el Premio Nobel: Bernardo Houssay y Luis Federico Leloir, que se desempeñaron en Argentina y César Milstein, que se formó en nuestra Universidad. La Sociedad Argentina de Biofísica, SAB, fue fundada en 1972, cuando aun no existían sociedades de biofísica en Latinoamérica, y al año siguiente ya era reconocida oficialmente como miembro de la IUPAB. Comenzó como un grupo informar de discusión entre científicos interesados en biomembranas, procesos de transporte, ATPasas y biofísica fisiológica. Pocos años después, se sumaron activamente científicos abocados a temas biológicos. Desde sus comienzos, la SAB ha mantenido reuniones anuales de manera ininterrumpida, algunas de ellas en coordinación con otras Sociedades Científicas, nacionales e internacionales, como la Sociedad Argentina de Bioquímica (SAIB), la Federación de Sociedades Biofísica de Latinoamérica (LaFeBS) y la Protein Society de Estados Unidos, de acuerdo con una política permanente de promoción de la comunicación y la cooperación en la comunidad científica. Recientemente, la SAB ha participado junto con las Sociedades de Biofísica de Brasil y Uruguay en la implementación del Postgrado Latinoamericano de Biofísica, un programa de formación teórica y práctica de excelencia destinado a estudiantes de doctorado de universidades latinoamericanas.

En la actualidad, la SAB cuenta con más de 300 miembros, la mayoría de los cuales se desempeñan a lo largo de nuestro país. Los temas que en la actualidad se tratan en las reuniones anuales se resumen en las siguientes áreas: proteínas y ácidos nucleicos , desarrollo de motodologías, fotobiología y procesos de óxidoreducción en sistemas biológicos, teoría y modelado, lípidos y biomembranas, transporte, señalización y dinámica intracelular y toxinas de interes en biomedicina.